agosto 19, 2016

El maríu, la muyer y los guevos

Na tradición oral de la llingua llïonesa esisten cientos d'historias, cuntos y dicires de toda clas. N'esta ocasión vamos ver una historia cómica, bastante espardida pula xïugrafía llïonesa, sobru una discusión ente un maríu y la muyer alrodiu cincu guevos. La historia fou recoyida pur Fritz Krüger, filólogu xermanu, en San Ciprían de Senabria y asoliáu nu añu 1923 na obra entitulada orixinalmente Die gegenstandskultur Sanabrias y llluegu recoyidas na obra "El Dialecto de San Ciprián: moonografía leonesa". Krüger fou collaborador y collaciu nas investigaciones alrodiu'l llïonés, amás d'un amante de tola cultura hispánica. El viniente testu queda cumu preba:
Afotu de Krüger (manzorga) y Pidal (mandreicha)

Yera un matrimoniu y teníen que cumer cincu guevus nada más. Cumu us dous teníen buena fame, díxule a mullere: 
- eiquí hai cincu guovus, you tres, tu dous.
Y él dixu: 
- no, tu dous y you tres. 
- No, you tres y tu dous. 
- Mira que te matu, you tres y tu dous. 
- Onque m'entierren viva, you tres y tu dous. 
- Mira que vou a llamar al señor cura pa que te cunfiese, purque te voi a matare y te lleven pal ceminteriu. 
- Que me lleven you tres y tu dous.
Vienu'l cura y cunfesoula y llevónenla pal ceminteriu. Diben a enterrala y él diba a decirle a eilla al ouyiéu: "mira que ya te van anterrar. You tres y tu dous".
Y eilla díxule: "no, tu dous y you tres".
Cuandu ya la diben a tirar pa fuxaca, vulviéu él acercarse cumu pa decirle adiós y díxule:
- pur última vez, tu dous y you tres.
Y dixu:
- cuntiestu que me entierren viva, tu dous y you tres.
Y entonces de que vieu aqueillu que nun cedía eilla, cuxienla pur la manu y vulvionen pa casa, y tuvu él que dexarle cumer a eilla us tres y él cumer us dous.


agosto 26, 2015

El burru y el pailán


Un burru y un pailán fonun a pur pan,
recoyenun cuatru cuartos y marchonun al molín de Magadán.
Una fogaza, un bregáu, un bagazu, un montón de clases 
¿a cuál daremos un curruscazu?
El panadeiru contestóu:
coyéi lu más grande y partilu en dous.
Burru y pailán tomonun un cachu del nuevu pan
gayoleiros saliendu del molín de Magadán.
Nu camín vionun una zorra que cun ganas preguntóu:
¿qué tenedes resguardáu nos zurrones vosoutros dous?
Y el burru respondéu: un trozu de pan del molín de Magadán.
El pailán dixu tamién: un trozu de pan peru del molín de Falagán.
La zorra amiróuyes cun desesperación,
¿sabedes? tengu fame, vou morrer d'inanición.
El burru amiróu al pailán,
el pailán amiróu al burru,
el burru sacóu'l sou trozu pan,
el pailán asperóu a ver qué facía'l burru.
La zorra repusu: ¿nun vas dame nada?
¿nun me ves que tou demasiáu delgada?
El burru, arguyosu, inoróula y dióuse la vuelta,
el pailán, neciu él, sigíu al burru cumu bon cagueta.
La zorra entós, 
corréu a ponese delante los dous:
"si queredes, puedu davos dineiru
más de siete cuartos peru pur un pan enteiru".
El burru camentóu: "cuatru cuartos pagéi you
y tres ganaría si se lu dou you"
El pailán abarruntóu: "cuatru cuartos gasteí
y tres más que me ganaréi".
Burru y pailán, al molín de Falagán o de Magadán
salienun a carreiras a pul pan.
De tantas priesas salienun
qu'a a la estrada los trozos dionun.
Nu suelu abandonáu
dous trozos de pan tiraos nu práu.
Y asín, cun más astucia que los dous,
la zorra, cun dambos trozos de pan se quedóu.
Ésta yía la historia del burru y el pailán
y de la sua avaricia cul pan.

junio 07, 2015

Las tres fiyas casadeiras

Este cuentu cuntábalu mia guela que ye lu cuntaba sua mai pa que deprendiera a "falar bien". Tola familía vinía de Chana de Somoza, U Testeiru cumu lu chaman entovía. Años más tarde mudonun p'Estorga, si bien la memoria y la tradición siempres vinun marcadas pulos recuerdos del llugar. Lu más curiosu yera que de tolas veces que recuerdu la historia, siempres quiría cuntala en castellanu pa remarcar lu de la "fala correuta" y discernila del "mal falare", y a la fin dicíalu en llïonés.

Este mesmu cuentu esiste cumu tradición oral en más partes. Desconocía qu'esistiera tamién una versión asturiana que onque camudan las palabras, el sen y el rellatu son cuasi idénticos.
http://www.larna.es/ver_cuentu.php?cuentu=mozas_casaderas


Y yera una madre que tinía tres fiyas,
y cacual falaba pior. Dicían cousas cumu falare, rescondere, fervere....
Sua mai pensaba que nunca casarían cun nengún home de bona fortuna.

Cun años, las fiyas crecían y enguapecían, peru sigían ensin alcontrar maríu.
Un día, la madre alcontróu un home ya invitóuye a casa.
Y dixu a las fiyas: amirái niñas, que debeis tar calladinas, nun dicir nada
ou si non él va espantase y marchar asustáu en viendu que nun falais bien.
"Sí, madre, u que vusté diga", respondían las niñas obedientes.

Aquel guapu mozu achegóu pa casa. La madre calentóu la olla nu fuegu.
Y amientras, las tres fiyas sentadinas alrodiu la mesa y amirandu al rapaz de bona familia,
esu sí, calladinas cumpletamente...

N'ese ratu la olla escomencipióu a fervere...
las fiyas, que yá nun aguantaban más calladas, gritan a la madre:
-¡madre, a olla ta ferviendu!- dicía una
-¡venga, alza a cazarandolia!-dicía outra, y la terceira agurardaba cuitadina.

Una tras outra, las fiyas dicían cousas más y más brutas.
Aquel mozu santiguouse espantáu de lu brutas que yeran las niñas.
La ma yá nun sabía que facer nin dicir al muchachu que quiría marchar de la casa.
Llevantóuse de la siella aquel futuru noviu y de la que diba salir pula puerta,
la terceira fiya, la más chica de todas dixu:
-you, que nun faléi ¡casaréi! ¡casaréi! - gritaba feliz.

Y asín falonun tol ratu. Y nenguna casou.

(A Grabiela, in memoriam)



mayo 05, 2015

Nu mes de mayu

Nu mes de mayu salen froles,
salen corazones enchenos de frescura. 
Salen rosas cun espinos
y papoulas coloradas.
Espigos de mata dourada
cun yerbas de fueyas prietas.


Chuvias, vientos, ñubes y xeladas tardonas
cubren de verde'l triste suelu de la campa.
Las urces esporpoyan en tonos rosa y malva, 
dandu a las damas guapas bellezas encofradas n'hirsuta retama.

Quién te viera, guapa andurina
volandeira de cielos azules cun toques de brancura
faciendu un ñal pa los fiyos
de los que marchan nos hibiernos
fuyendu de de la nuesa friura.

Este mes de mayu van ñacer mueitas cousas
nuevas vidas y nuevas esperanzas
nuevos proxeutos que retomarán vieyas alcordanzas.
Frescura de savia vieya
que torna circular sacandu las suas bazas.

¿qué dirán de ti, mes de mayu
que renaces sentimientos esqueicíos
y pesadiellas infundadas?

Dirán que pior sedrá tpou harmanu xunu
pariente de san Xuan.
Primu de Sayagu y ñetu de la Nadal.

Ay mayu, qué sedrá lu que nos darás...

enero 04, 2015

2015

Escomienza un nuevu añu
tou sedrá nuevu, ou vieyu.
nuevas esperanzas
nuevas allegrías,
nuevas tristuras.
Vieyas alcordanzas,
vieyos mieos,
vieyos retos ensin cruciare.
Abrimos el nuesu llibru de retos y desafíos
d'esas promesas qu'a vueltas cumplimos
y más bien outras non.
Quiérense esborriar lu que nun nos presta de nós
amosanos al mundiu na imaxe que tenemos na mente 
y non cumu en verdá somos.

Vezos, zunas, costumes y manías
que camentamos molestan ou nun son guapas nin prestosas.
Y un espeyu, de gran tamañu, que diga lu miyor y pior.

Los espeyos deforman la rialidá, 
reguelven entrañas y pintan prietu lu brancu.
Miramos, remiramos y tornanos a mirare
asperandu que na prósima la cousa camude.

¿Y si debemos camudare nosoutros y non los espeyos?
¿y si tou yía una imaxe presonal tan mecaniada
 que seya frutu d'una apreciación y non de la verdá?

2015, podemos repitir los erros pasaos ou camudalos
podemos zarranos nas nuesas fantasías ou vivir la vida.
Escoyamos bien.



noviembre 30, 2014

Una deda entecallada


Las dedas, los deos nos pías
graban cada pasu que se da na vida.
Roces, escoceduras, encetaduras, boyas,
feridas que zapatos y tiempu facen.

Vemos danzantes movese al son de las tonadas,
pasmamos de la fuercia y gracia de los sous movimientos.
Tras d'eillos hai cientos d'horas, años de sacrificiu
placeres y amigos sacrificaos en favor d'un baille.

El bon danzante nun tien una coreografía previa
el bon baillarín múevese llibre, sin ataos nin gordones
la música y las emociones marcan los movimientos,
non un direutor.

Hai malos danzantes sin coreografía propia
que nun saben baillar sin un mayestru
que nun saben movese sin un plan previu.
Hai danzantes que pisan mientras baillan.

Cuídate de los malos danzantes
de los que nun tienen dedas entecalladas
de los que nunca sufren más que de nun tener aplausos
que viven al son de los demás.






octubre 21, 2014

El tiempu camudante


Dicen que los tiempos camudan y nun solu los días.
Dicen que camudan las estaciones, la calor, el fríu, 
la chuvia y la ñeve, camudan las xeladas.

Tantas palabras pa espresar el tiempu,
calor, xelada, cutu, galbana, gilsu, rebilba,
relentu, friura, canícula,
solana, farona, agostu...

Dicen que yá nun hai'l mesmu tiempu
que nun cayen xeladas de las d'antias
que la calor nun yía igual
que nun hai ñeve
y que nun chueve más.

Las barcas de los ríos nun son necesarias
decenas de represas afogan los valles
pantanos cumu mares decoran las montañas.
Ñacen felechos onde namás había rocas.

Lu que nun camudan son los mitos.
Los llïoneses somos de tierras frías,
de ñeves grandes,
de xeladas ablucantes,
de fríos hibiernos.
Nun importa si asocede ou non más,
la guelga de la memoria empapa lu cotidianu.

Los idiomas espeyan la rialidá de los falantes,
el llïonés cumu'l que más.
Malapenas palabras pa la calor,
cientos d'eillas pal fríu.

¿Yes de Llión? uf, qué fríu.