enero 04, 2015

2015

Escomienza un nuevu añu
tou sedrá nuevu, ou vieyu.
nuevas esperanzas
nuevas allegrías,
nuevas tristuras.
Vieyas alcordanzas,
vieyos mieos,
vieyos retos ensin cruciare.
Abrimos el nuesu llibru de retos y desafíos
d'esas promesas qu'a vueltas cumplimos
y más bien outras non.
Quiérense esborriar lu que nun nos presta de nós
amosanos al mundiu na imaxe que tenemos na mente 
y non cumu en verdá somos.

Vezos, zunas, costumes y manías
que camentamos molestan ou nun son guapas nin prestosas.
Y un espeyu, de gran tamañu, que diga lu miyor y pior.

Los espeyos deforman la rialidá, 
reguelven entrañas y pintan prietu lu brancu.
Miramos, remiramos y tornanos a mirare
asperandu que na prósima la cousa camude.

¿Y si debemos camudare nosoutros y non los espeyos?
¿y si tou yía una imaxe presonal tan mecaniada
 que seya frutu d'una apreciación y non de la verdá?

2015, podemos repitir los erros pasaos ou camudalos
podemos zarranos nas nuesas fantasías ou vivir la vida.
Escoyamos bien.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada